Por: Francisco Barriga Molina

Si bien la infraestructura verde se ve mas en la ciudad, esta vez quisimos iniciar un proyecto en las afueras de la ciudad, mi casa se ubica en Lago Ranco y este es mi aporte.

Si bien como decía antes, la infraestructura verde esta mas ambientada en la ciudad ya que de ahí nace la idea, ¿Por qué no llevarla a los exteriores?, si a los exteriores, ya que actualmente mi hogar se encuentra en el sur de Chile en el campo lejos de la ciudad, entonces comencé a pensar en infraestructura que podría hacer falta en mi sector local, entonces pensé en las problemáticas para llevarlo a cabo. Unas de las cosas que más nos quita áreas verdes en el campo son las talas de arboles y muchas veces incluye arboles nativos, ya que, mucha gente usa esta madera para calefaccionar sus hogares debido a las temperaturas bajas y lluvias que ocurren la mayoría del año, debido a nuestro clima.

Entonces me propuse desde mi propio jardín comenzar con una pequeña forestación de árboles nativos reconocidos en la zona como lo son los Coihues, arboles robustos, pero de crecimiento lento y capaces de soportar con facilidad los feroces climas de la región.

Muchos de los campos vecinos son usados para sembrar o criar animales para comerciar, incluyendo parte de nuestra tierra, donde teníamos siembras de papas y choclos; sin embargo, los restos de cultivo los podemos usar a nuestro beneficio, pudiendo utilizarlos para crear abono y formar de gran compost que abarque la mayoría de las hectáreas posibles y nutrir la tierra donde a futuro continuaría la travesía de forestar nuestra tierra.

A esto incluimos también 2 especies nativas para complementar mejor, siendo estos el avellano y el olivillo; la idea con estos arboles es crear un bosque protegido de árboles locales que intenten abarcar 10 hectáreas que es con lo que se dispone, que entregue muchos beneficios a la comunidad de los alrededores, dentro de estos beneficios podemos encontrar algunos como: controlar climas en la época de verano, ya que incluso estando en el sur de nuestro país se pueden alcanzar temperaturas sobre los 30°C que no es normal; dar hogar a muchos animales silvestres que se han ido perdiendo con los años, mejorar la calidad del agua de las napas ya que muchos usamos posos profundos, generar sombra a animales que lo necesitan, y mejorar la calidad de aire, que se contamina bastante con las cocinas y combustiones a leña en la época de invierno.

Las conclusiones de este proyecto no es que tenemos que que ayudar a la gente haciendo estos proyectos, sino generar un impacto en la comunidad, y crear conciencia con lo que sucede en el mismo pueblo, que se informen y incentivarlos a tomar las mismas iniciativas, si bien como aprendimos no es necesario algo tan grande, ya que cada grano es un aporte desde tener una hortaliza en tu patio, hasta lo que buscamos llevar a cabo como lo es un refugio verde.    

Bibliografia:

Jose Fariñas, ”Verde en las Zonas urbanas”, 2013.

Alexis Vásquez,”SANTIAGO + INFRAESTRUCTURA VERDE”, 2019.

Arosemena, ”Agricultura urbana: espacios de cultivo para una ciudad sostenible”, 2012.

Batlle, ”El jardín de la metrópoli”, 2013.

Un comentario sobre “Infraestructura Verde en las periferias de la ciudad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s